RECUERDOS DE ELLA

Son muchos los que a lo largo de todos estos años me la recordaron continuamente. Sus gestos, sus ocurrencias, su manera creativa de resolver cualquier situación. Creo que parte de su regalo está en acariciarme con pedacitos de ella en personas que siguen acá conmigo. Fue la forma que eligió para cuidarme, para quedarse, y le viene saliendo muy bien.

4

Siempre me acuerdo de lo mismo. Nos estábamos preparando para nuestra fiesta de egresados. Jóse se había pintado su propio vestido ¡ella sola!, con unos pavos reales alucinantes con plumas color verde agua sobre fondo blanco. Había venido a casa a peinarme, y con su mochilita de oxígeno se movía entre el espejo del baño y el del cuarto, buscando el mejor collar y los aros más lindos para mi vestido. Se la veía radiante por momentos, pero ya, de a poco y aunque al asumirlo se nos estrujara el corazón, su luz se iba apagando, como una vela que se consumía. Sin embargo, ese día, con esa habilidad tan fuera de serie, se ocupó de mí. Se ocupó de domar mi pelo revuelto para que estuviera cómoda, se ocupó de maquillarme y de tirarme flores sinceras como siempre hacía, levantando el ánimo del lugar. Se ocupó de mí relegándose al último lugar para que yo brillara.

7

Ese día su mayor deseo fue entrar con su papá, como hacíamos todos, por la puerta principal de La Rural. Quería hacerlo sin su mochilita de oxígeno. Quería ser libre por unos minutos. Y lo logró. Entró como una reina del brazo de José, con unas ganas y un entusiasmo que su cuerpo no sabía acompañar. Jóse deseaba estar en esa fiesta. Lo deseaba con toda su alma y, gracias al Cielo, estuvo en esa última foto de gala, de egresados del colegio San José.

3

Hoy nos gusta recordarla de la mejor manera, como era Jóse en verdad: fresca, natural, sincera y una amiga sin costuras. Predispuesta para ayudar, para alegrar a otros, para contagiar un poco de ese envidiable talento para dibujar, pintar, hacer manualidades, escribir con letra gorda. Siempre un paso adelante que el resto. Pero si hay que reconocerle algo, es que se caracterizó por su modestia, aun sabiendo que era una chica sobresaliente, supo ponerse en todo momento a la altura de sus amigos, procurando ser una más, sin ufanarse de su genialidad y ¡haciéndonos creer que estábamos cerca de parecernos a ella!

1

Bueno Josefina, siempre mi profundísima admiración por vos. Siempre los consejos más sabios y los oídos más predispuestos a escuchar los míos. Siempre la tendencia vanguardista que tanto me costó seguirle el ritmo. Siempre vos tan maestra y yo tan alumna. Siempre tan Jóse y tan Mery. Siempre nosotras.

En este día tan especial, a nueve años de tu partida, te recordamos y te extrañamos mucho. Pero sabemos que esta separación no tiene la última palabra, y nos volveremos a ver para no separarnos nunca más. Cuidá mucho a tu familia y a tus amigos. No te olvides de los más débiles, de los que nos cuesta tanto que ya no estés, nosotros prometemos hacerte presente en cada cosa que hagamos. Te quiero mucho.

6

Autor: thepelush

La belleza de las cosas simples es mi guía. Apuntes con la vida como testigo.

2 comentarios en “RECUERDOS DE ELLA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s